Moralidad de vacunas contra COVID-19

Bondad o maldad de las vacunas contra el COVID-19, Madurez psicológica y espiritual, Pablo Requena Meana

Se ha generado un amplio debate sobre la bondad o maldad moral de las vacunas para prevenir el coronavirus. Con noticias esperanzadoras acerca de la eficacia de estas vacunas contra el Covid-19, se difunden los más variados rumores. 

Complementar con la lectura de la Nota de la Congregación de la Doctrina de la Fe sobre la moralidad del uso de algunas vacunas contra el Covid-19, publicada el 21 de diciembre de 2020. 

Nuevos miedos y dilemas se abren paso. Unos dicen que te inyectarán un chip capaz de controlarte. Otros, que son un medio para reducir la población mundial pues causan esterilidad. Junto a simplezas de poco interés, surgen preguntas de peso: ¿Es lícito usar una vacuna que tal vez proviene de células que pertenecieron a embriones humanos descartados

En este artículo, el profesor de bioética Pablo Requena Meana, sacerdote y médico, profundiza en los alcances morales del uso de vacunas para la prevención del COVID-19.  

Han sido aprobadas, o están por aprobarse en varios países, 4 vacunas contra el coronavirus: 

  1. Pfizer-BioNTech: tipo RNA, requiere 2 dosis, tendría un 90 % de eficacia. Almacenada a -70 ºC.
  2. Moderna: tipo RNA (parte del código genético del virus), requiere 2 dosis, tendría un 95 % de eficacia. Almacenada a -20 ºC.
  3. OxfordUni-AstraZeneca: vector viral, requiere 2 dosis, tendría una fuerte respuesta inmunológica. Almacenada a temperatura normal de refrigerador.
  4. Gamaleya (Sputnik V): vector viral (virus genéticamente modificado), requiere 2 dosis, tendría un 92 % de eficacia. Almacenada a temperatura normal de refrigerador.

Leer el artículo on line

Descargar pdf




Publicar un comentario

1 Comentarios

  1. Un artículo claro y bien documentado que afronta con serenidad y profundidad algunas polémicas en torno a las vacunas contra el coronavirus. Gracias al Prof. Requena, delegado de la Santa Sede ante la World Medical Association y la Confederación Médica Latinoamericana y del Caribe.

    ResponderEliminar