Vídeos para cortar con la pornografía, efectos de la pornografía en el cerebro el corazón y el mundo, como ver pornografía afecta la salud


La pornografía en tu cerebro, en tu corazón y en el mundo


Está demostrado que la pornografía puede hacer daño a nivel cerebral.

Puede ser adictiva como otras drogas, y modificar las disposiciones neuronales y el nivel de neurotransmisores. 

Con la pornografía, el cerebro recibe, a través de nuestro sistema óptico, unos súper estímulos. 

La reacción de los núcleos cerebrales, en particular la amígdala cerebral, es producir más dopamina. La dopamina es la sustancia de la recompensa y el placer.

Puedes preguntarte:

¿Qué tiene de malo aumentar la dopamina con un placer fácil y accesible?

El problema es que el exceso de dopamina engaña la fisiología normal.

Después de un tiempo, los estímulos habituales, pueden llegar a no producir efecto. Se requiere cada vez estímulos más fuertes.

La pornografía aumenta las disfunciones.  

Los consumidores de pornografía, aunque sea en pocas cantidades, tienen un riesgo mayor de caer en adiciones patológicas, al estar sometidos a súper estímulos.

Si no se abandona pronto la pornografía los daños son más duraderos.

No solo se afecta el cerebro, sino también el corazón: ese lugar donde nos decidimos por el bien o por el mal. 

El mundo afectivo se transforma y es más fácil que suenen de continuo las alarmas de una emotividad negativa, que abren paso al burnout y diversas formas de patología psíquica.

Es posible cortar con la pornografía:

cuando se acepta que hay un problema, se busca ayuda, se comprende el daño que produce en uno mismo y en los demás, y se opta por caminos seguros y reales hacia la felicidad; se peude ver: Abandonar la pornografía en cuatro pasos.

La percepción del mundo y de las otras personas cambia con la pornografía.

Poco a poco, pero pronto, todo se aprecia deformado: se ven cuerpos solo como objetos, se pierde el gusto por lo realmente bueno y siempre se quiere más. Como ocurre con la comida chatarra, o el exceso de alcohol o de chile, que impiden gustar los sabores auténticos y disfrutar.  

La web Fight the New Drug ha realizado unos vídeos de 50-60 minutos, con abundantes referencias científicas: 

Los vídeos se pueden ver aquí, con un click: Brainheartworld