Vídeo: cómo perdonar a tus padres

(ver este vídeo directamente en YouTube)

El efecto del padre: perdonando a tu propio padre

Los padres no nacen sabiendo cómo ayudar a sus hijos a crecer. Muchas heridas psicológicas tienen su raíz en las dificultades de la relación con los padres. Este vídeo, del que hay una versión más corta, proporciona testimonios útiles y consejos para entender por qué. Ver Trayler de 15 minutos.

La clave para superar los problemas y curar las heridas es el perdón. De esta manera, las emociones tóxicas como la rabia, a la que sigue el odio, la vergüenza o la culpa pueden ser eliminadas. El perdón abre paso a la alegría y a la comprensión: el mundo afectivo es mejor conocido y se reestructura una personalidad sana. 

Quienes consiguen perdonar, o ¡elijen perdonar!, aunque no hayan tenido el ejemplo de unos padres dedicados y no hayan experimentado un amor fuerte y consistente, pueden ser mejores padres ellos mismos, o ser más capaces de responder a Dios que llama a seguirlo por otro camino, quizá en el celibato que sigue atraeyendo.


Publicar un comentario

0 Comentarios