HOME GLOSARIO
Ir al contenido principal

Glosario de madurez psicológica y espiritual

Psicología y vida espiritual: entender de qué se habla ¿Qué es la ansiedad? ¿Estoy triste o deprimido?  El médico ha mencionado un trastorno bipolar. ¿Qué significa? Estoy sintiendo rabia, ¿será síntoma de una enferemedad o simplemente mal carácter? 
Para entender nuestro mundo psicológico, y el mundo psicológico de los demás, lo primero es saber de qué estamos hablando. El presente glosario de términos en psicología y vida espiritual, busca ayudar especialmente a los no expertos a adentrarse en estas dimensiones inseparables y fundamentales para vivir felices. Muchas corrientes de psicología utilizan las mismas palabras para referirse a conceptos similares, pero no siempre los significados coinciden. Se ofrece este recurso para interpretar mejor los distintos argumentos que se tratan.     
Ir al glosario

Alcohólicos anónimos y pornografía

 Los doce pasos de alcohólicos anónimos son un método de alta eficacia médica para superar el alcoholismo y otras adicciones como la pornografía, Wenceslao Vial
La intemperancia lleva a la tristeza, y la tristeza a la intemperancia

Doce pasos de “alcohólicos anónimos” para adicción a pornografía

      Los doce pasos de alcohólicos anónimos son un método de alta eficacia médica para superar el alcoholismo. Lo presentamos textualmente, con una propuesta de adaptación para la adición a la pornografía evidenciada entre paréntesis:
  1. Admitimos que éramos impotentes ante el alcohol (la pornografía), que nuestras vidas se habían vuelto ingobernables.

  2. Llegamos a creer que un Poder superior a nosotros mismos podría devolvernos el sano juicio.

  3. Decidimos poner nuestras voluntades y nuestras vidas al cuidado de Dios, como nosotros lo concebimos.

  4. Sin miedo hicimos un minucioso inventario moral de nosotros mismos.

  5. Admitimos ante Dios, ante nosotros mismos, y ante otro ser humano, la naturaleza exacta de nuestros defectos. (Aceptamos la responsabilidad de haber llegado donde llegamos).

  6. Estuvimos enteramente dispuestos a dejar que Dios nos liberase de nuestros defectos.

  7. Humildemente le pedimos que nos liberase de nuestros defectos.

  8. Hicimos una lista de todas aquellas personas a quienes habíamos ofendido y estuvimos dispuestos a reparar el daño que les causamos. (Pensamos en padres, hermanos y amigos, que no nos gustaría ver explotados y denigrados).

  9. Reparamos directamente a cuantos nos fue posible el daño causado, excepto cuando el hacerlo implicaba perjuicio para ellos o para otros. (Rezamos por los esclavos de la industria del sexo).

  10. Continuamos haciendo nuestro inventario personal y cuando nos equivocábamos lo admitíamos inmediatamente.

  11. Buscamos a través de la oración y la meditación mejorar nuestro contacto consciente con Dios como nosotros lo concebimos, pidiéndole solamente que nos dejase conocer su voluntad para con nosotros y nos diese la fortaleza para cumplirla.

  12. Habiendo obtenido un despertar espiritual como resultado de estos pasos, tratamos de llevar el mensaje a los alcohólicos y de practicar estos principios en todos nuestros asuntos.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Abandonar la pornografía en 4 pasos

Vivir felices y libres de adicciones La pornografía afecta la salud mental de productores y consumidores. Rompe la identidad y por tanto la autonomía y la esperanza. Degrada al ser humano y le impide otros intereses. Por eso se considera un crimen en muchos países, y aún Google la prohibe, pero se hace poco por suprimirla. Se presentan cuatro pasos claves, que parten de una buena motivación, para volver a ser libres y felices. Qué produce la pornografíaLa visualización de imágenes de contenido sexual impregna el cerebro. Puede terminar por modificar la dinámica y morfología neuronal. Conduce fácilmente a una adicción comportamental, en que la conducta toma el control de la actividad voluntaria, reduciendo la autonomía, como en la tóxico dependencia, el alcoholismo, la adicción al juego, a internet, al riesgo o a las compras compulsivas. No cabe un uso moderado o sano de la pornografía, pues hace daño y la experiencia común es que siempre va a más. Los estímulos normales de la sexuali…

Ansiedad, depresión y burnout

Psicología y vida cristiana (segunda parte) Ansiedad y nerviosismo. Tristeza y depresión. Estrés profesional o burnout. Conocer estos síntomas, que afectan a muchas personas, es fundamental. Se ofrecen estrategias de prevención, para un eficaz cuidado de la salud psíquica y espiritual.Ansiedad y nerviosismo Ansiedad y nerviosismo son sinónimos. La ansiedad es un término de uso médico y el nerviosismo es un término coloquial. Algunos autores consideran que hay un único fenómeno ansioso que, según la intensidad y su causa, se puede llamar ansiedad, miedo, angustia, pánico.
El término ansiedad es un sentimiento de excitación y tensión interna, que impulsa a la acción para resolver la causa que lo origina. La ansiedad se da en situaciones de peligro para la integridad física o psicológica del Yo (ansiedad reactiva) (exámenes, entrevistas de trabajo, hablar en público, acudir al dentista, tener que recibir una inyección, pelearse, conducir temerariamente, etc.) en las que el sujeto puede …

Asombrosa psicología del celibato

Beneficios y desafíos del celibato cristiano. Reflexiones sobre el celibato de sacerdotes, religiosos y laicos. La experiencia de  más de dos mil años y miles de personas muestra las ventajas Psicología del celibato en la Iglesia Católica              «¿Qué vas a encontrar aquí…? Depende de lo que hayas venido a buscar», leí en la entrada de un antiguo templo. ¡Qué útil resulta esta consideración, abierta a la sorpresa y al asombro, en las encrucijadas de la vida! El celibato cristiano, como renuncia al matrimonio por amor a Dios, es un estilo de vida que no deja de atraer a muchos (ver W. Vial, Psicología y celibato, en Scripta theologica, 50, 2018).
            Tan sano como otras opciones, el celibato es fuente de serenidad, equilibrio y felicidad. Abundantes artículos científicos demuestran que permite la madurez afectiva y relacional, a condición de que se elija y viva de modo humano. Es decir, que quien se adentre por esta senda, sepa qué busca, lo haga libremente, con coherenci…