HOME GLOSARIO
Ir al contenido principal

Glosario de madurez psicológica y espiritual

Psicología y vida espiritual: entender de qué se habla ¿Qué es la ansiedad? ¿Estoy triste o deprimido?  El médico ha mencionado un trastorno bipolar. ¿Qué significa? Estoy sintiendo rabia, ¿será síntoma de una enferemedad o simplemente mal carácter? 
Para entender nuestro mundo psicológico, y el mundo psicológico de los demás, lo primero es saber de qué estamos hablando. El presente glosario de términos en psicología y vida espiritual, busca ayudar especialmente a los no expertos a adentrarse en estas dimensiones inseparables y fundamentales para vivir felices. Muchas corrientes de psicología utilizan las mismas palabras para referirse a conceptos similares, pero no siempre los significados coinciden. Se ofrece este recurso para interpretar mejor los distintos argumentos que se tratan.     
Ir al glosario

Abandonar la pornografía en 4 pasos



Wenceslao Vial
Autocontrol para un proyecto valioso: la felicidad

Vivir felices y libres de adicciones

La pornografía afecta la salud mental de productores y consumidores. Rompe la identidad y por tanto la autonomía y la esperanza. Degrada al ser humano y le impide otros intereses. Por eso se considera un crimen en muchos países, y aún Google la prohibe, pero se hace poco por suprimirla. Se presentan cuatro pasos claves, que parten de una buena motivación, para volver a ser libres y felices.              

Qué produce la pornografía

  • La visualización de imágenes de contenido sexual impregna el cerebro.
  • Puede terminar por modificar la dinámica y morfología neuronal.
  • Conduce fácilmente a una adicción comportamental, en que la conducta toma el control de la actividad voluntaria, reduciendo la autonomía, como en la tóxico dependencia, el alcoholismo, la adicción al juego, a internet, al riesgo o a las compras compulsivas.
  • No cabe un uso moderado o sano de la pornografía, pues hace daño y la experiencia común es que siempre va a más.
  • Los estímulos normales de la sexualidad son substituidos por estímulos exagerados y muchas veces violentos, que alimentan la violencia.

Evolución de la pornografía en vicio

  • Lo que a veces comienza por juego, curiosidad o persuasión arrastra, con más o menos complicidad de la persona, hacia una pendiente en que se entrelazan el vicio y la enfermedad mental.
  • A la búsqueda inicial del placer se añade una necesidad imperiosa de actuar para reducir la ansiedad o malestar psíquico, y se pierde incluso el placer.
  • Cuando se llega a la adicción se necesita cada vez estímulos más frecuentes y más fuertes para producir el mismo nivel de euforia.
  • La búsqueda se transforma en un desesperado anhelo de llenar el vacío, como si fuera oxígeno. Lo que se “respira” es un producto nocivo que asfixia poco a poco.

Motivar el cambio y dejar la pornografía

  • Cortar con la pornografía centrándose en lo importante: Dios, tú y los demás.
  • Pasar del qué estás haciendo al por qué lo estás haciendo.
  • Descubrir el vacío en tu vida, en tus aspiraciones, en tus retos, y llenarlo sanamente.
  • Profundizar en el amor, la felicidad como meta, los efectos de la pornografía en el cerebro, en el corazón y las relaciones interpersonales, y en el mundo (ver videos en: https://es.brainheartworld.org/.
  • Fortalecer la fe en la vida y su sentido, que abre las puertas a la fe en la Vida…, en un Dios personal, inteligente, creador, misericordioso.
  • Fomentar la esperanza: vale la pena y es posible una existencia buena y virtuosa, ser templado, fuerte, amable y libre.

Tabla de navegación

  • Dividir un folio en dos columnas.
  • Columna izquierda, anotar las alarmas: circunstancias ambientales (lugares y momentos, uso de internet) y subjetivas (estado de ánimo y emociones interiores: vacío o falta de sentido de la vida, sensación de pérdida, baja autoestima, falta de objetivos, soledad, enfado, miedo, aburrimiento…) que fomentan el consumo de pornografía.
  • Columna derecha, anotar las precauciones: cómo contrarrestar cada circunstancia o emoción negativa, encontrar o recuperar el sentido, recurrir a la religiosidad y a la relación con Dios; actividades sanas y entretenida para no perder las alas: deporte, salir con amigos o amigas, una llamada por teléfono, la lectura de un libro, escuchar música…; limitar el uso de Internet a unos horarios y lugares, usar aplicaciones de control, no tener redes sociales en el teléfono;
  • No descansar con internet. Evitar aislarse o encerrarse, que es el inicio de la esclavitud.


Aceptar

  • tengo un problema; soy cómplice –probablemente sin saberlo y sin quererlo– de crímenes: abuso de menores, mujeres y hombres, explotación, tráfico y esclavización de seres humanos por dinero o contra su voluntad y para siempre…, pues la intimidad robada sigue girando en internet;
  • lo primero es cambiar mi actitud, y no contentarme con que quizá aún no soy adicto;
  • hay en mí rabia, angustia, frustración, impulsividad, vacío… y el sexo va desplazando otros intereses, en los demás tiendo a ver objetos para mi placer;
  • estoy en tierra con las alas cortadas.

Buscar

  • ayuda en quienes me quieren, pues no estoy solo, y me hace más fuerte;
  • la paz y reconciliación con mi pasado, descubriendo heridas para curarlas y perdonar;
  • placeres buenos y actividades entretenidas, que llenan y facilitan respirar oxígeno verdadero;
  • alguien de confianza y autoridad con quien hablar, en primer lugar mis padres si soy menor de edad; un experto en psicología o un médico si noto más fuertes las cadenas de la adicción;
  • fomentar amistades nobles –compartir aficiones, interesarme por los demás, quererles– llena las necesidades del alma, da impulso para emprender de nuevo el vuelo.

Comprender

  • el sentido de mi vida en su globalidad, qué me hace sufrir y qué me produce frustración;
  • por qué he llegado a esta situación, quizá sin culpa y contra mi voluntad;
  • soy responsable, es decir puedo y debo dar respuesta a las personas que quiero y a la sociedad, aunque ahora esa capacidad esté dañada;
  • hay algo o alguien por lo que vale la pena vivir, crecer en el amor, sacrificarse, darse y esperar;
  • soy importante y los demás esperan algo de mí;
  • la luz en la inteligencia es capaz de iluminar el corazón para encontrar motivos y remedios; el corazón enamorado y con un proyecto da a su vez luz a la inteligencia y fuerza a la voluntad; con luz es más fácil volar.

Dinamizar

  • y activar las fuerzas de mi espíritu, capaz de retomar el control y mantenerme en vuelo, contemplando lo verdadero, lo bello y lo bueno, en el arte en la naturaleza, en el ser humano…;
  • activar, fortalecer y agilizar medidas de precaución, con alguien que nos guíe en una navegación segura, para no volver a los “paraísos artificiales” que presenta la pornografía;
  • salir de mi mismo hacia Dios y los demás me dará la felicidad; servir a personas enfermas, solas, que pasan necesidad agranda el horizonte; si cambio yo, puedo mejorar el mundo;
  • la esperanza es el motor esencial del cambio;
  • descubrir que Dios me ama más que nadie y recurrir a su gracia en los sacramentos, como la confesión y la Eucaristía, y en el conocimiento y trato con Jesucristo, asegura el combustible para seguir volando.
Ver también 12 pasos de Alcohólicos anónimos y pornografía

Wenceslao Vial, Madurezpsicológica y espiritual, Palabra, 2019 (4ª)

(ed.), Ser quien eres. Cómo construir una personalidad feliz, Rialp, 2017 (4ª)

www.lapurezaesposible.com
www.fightthenewdrug.com

English version                                                                                                              Wenceslao Vial      


Comentarios

Entradas populares de este blog

Ansiedad, depresión y burnout

Psicología y vida cristiana (segunda parte) Ansiedad y nerviosismo. Tristeza y depresión. Estrés profesional o burnout. Conocer estos síntomas, que afectan a muchas personas, es fundamental. Se ofrecen estrategias de prevención, para un eficaz cuidado de la salud psíquica y espiritual.Ansiedad y nerviosismo Ansiedad y nerviosismo son sinónimos. La ansiedad es un término de uso médico y el nerviosismo es un término coloquial. Algunos autores consideran que hay un único fenómeno ansioso que, según la intensidad y su causa, se puede llamar ansiedad, miedo, angustia, pánico.
El término ansiedad es un sentimiento de excitación y tensión interna, que impulsa a la acción para resolver la causa que lo origina. La ansiedad se da en situaciones de peligro para la integridad física o psicológica del Yo (ansiedad reactiva) (exámenes, entrevistas de trabajo, hablar en público, acudir al dentista, tener que recibir una inyección, pelearse, conducir temerariamente, etc.) en las que el sujeto puede …

Asombrosa psicología del celibato

Beneficios y desafíos del celibato cristiano. Reflexiones sobre el celibato de sacerdotes, religiosos y laicos. La experiencia de  más de dos mil años y miles de personas muestra las ventajas Psicología del celibato en la Iglesia Católica              «¿Qué vas a encontrar aquí…? Depende de lo que hayas venido a buscar», leí en la entrada de un antiguo templo. ¡Qué útil resulta esta consideración, abierta a la sorpresa y al asombro, en las encrucijadas de la vida! El celibato cristiano, como renuncia al matrimonio por amor a Dios, es un estilo de vida que no deja de atraer a muchos (ver W. Vial, Psicología y celibato, en Scripta theologica, 50, 2018).
            Tan sano como otras opciones, el celibato es fuente de serenidad, equilibrio y felicidad. Abundantes artículos científicos demuestran que permite la madurez afectiva y relacional, a condición de que se elija y viva de modo humano. Es decir, que quien se adentre por esta senda, sepa qué busca, lo haga libremente, con coherenci…