HOME GLOSARIO
Ir al contenido principal

Abandonar la pornografía en 4 pasos



Wenceslao Vial
Autocontrol para un proyecto valioso: la felicidad

Vivir felices y libres de adicciones

La pornografía afecta la salud mental de productores y consumidores. Rompe la identidad y por tanto la autonomía y la esperanza. Degrada al ser humano y le impide otros intereses. Por eso se considera un crimen en muchos países, y aún Google la prohibe, pero se hace poco por suprimirla. Se presentan cuatro pasos claves, que parten de una buena motivación, para volver a ser libres y felices.              

Qué produce la pornografía

  • La visualización de imágenes de contenido sexual impregna el cerebro.
  • Puede terminar por modificar la dinámica y morfología neuronal.
  • Conduce fácilmente a una adicción comportamental, en que la conducta toma el control de la actividad voluntaria, reduciendo la autonomía, como en la tóxico dependencia, el alcoholismo, la adicción al juego, a internet, al riesgo o a las compras compulsivas.
  • No cabe un uso moderado o sano de la pornografía, pues hace daño y la experiencia común es que siempre va a más.
  • Los estímulos normales de la sexualidad son substituidos por estímulos exagerados y muchas veces violentos, que alimentan la violencia.

Evolución de la pornografía en vicio

  • Lo que a veces comienza por juego, curiosidad o persuasión arrastra, con más o menos complicidad de la persona, hacia una pendiente en que se entrelazan el vicio y la enfermedad mental.
  • A la búsqueda inicial del placer se añade una necesidad imperiosa de actuar para reducir la ansiedad o malestar psíquico, y se pierde incluso el placer.
  • Cuando se llega a la adicción se necesita cada vez estímulos más frecuentes y más fuertes para producir el mismo nivel de euforia.
  • La búsqueda se transforma en un desesperado anhelo de llenar el vacío, como si fuera oxígeno. Lo que se “respira” es un producto nocivo que asfixia poco a poco.

Motivar el cambio y dejar la pornografía

  • Cortar con la pornografía centrándose en lo importante: Dios, tú y los demás.
  • Pasar del qué estás haciendo al por qué lo estás haciendo.
  • Descubrir el vacío en tu vida, en tus aspiraciones, en tus retos, y llenarlo sanamente.
  • Profundizar en el amor, la felicidad como meta, los efectos de la pornografía en el cerebro, en el corazón y las relaciones interpersonales, y en el mundo (ver videos en: https://es.brainheartworld.org/.
  • Fortalecer la fe en la vida y su sentido, que abre las puertas a la fe en la Vida…, en un Dios personal, inteligente, creador, misericordioso.
  • Fomentar la esperanza: vale la pena y es posible una existencia buena y virtuosa, ser templado, fuerte, amable y libre.

Tabla de navegación

  • Dividir un folio en dos columnas.
  • Columna izquierda, anotar las alarmas: circunstancias ambientales (lugares y momentos, uso de internet) y subjetivas (estado de ánimo y emociones interiores: vacío o falta de sentido de la vida, sensación de pérdida, baja autoestima, falta de objetivos, soledad, enfado, miedo, aburrimiento…) que fomentan el consumo de pornografía.
  • Columna derecha, anotar las precauciones: cómo contrarrestar cada circunstancia o emoción negativa, encontrar o recuperar el sentido, recurrir a la religiosidad y a la relación con Dios; actividades sanas y entretenida para no perder las alas: deporte, salir con amigos o amigas, una llamada por teléfono, la lectura de un libro, escuchar música…; limitar el uso de Internet a unos horarios y lugares, usar aplicaciones de control, no tener redes sociales en el teléfono;
  • No descansar con internet. Evitar aislarse o encerrarse, que es el inicio de la esclavitud.


Aceptar

  • tengo un problema; soy cómplice –probablemente sin saberlo y sin quererlo– de crímenes: abuso de menores, mujeres y hombres, explotación, tráfico y esclavización de seres humanos por dinero o contra su voluntad y para siempre…, pues la intimidad robada sigue girando en internet;
  • lo primero es cambiar mi actitud, y no contentarme con que quizá aún no soy adicto;
  • hay en mí rabia, angustia, frustración, impulsividad, vacío… y el sexo va desplazando otros intereses, en los demás tiendo a ver objetos para mi placer;
  • estoy en tierra con las alas cortadas.

Buscar

  • ayuda en quienes me quieren, pues no estoy solo, y me hace más fuerte;
  • la paz y reconciliación con mi pasado, descubriendo heridas para curarlas y perdonar;
  • placeres buenos y actividades entretenidas, que llenan y facilitan respirar oxígeno verdadero;
  • alguien de confianza y autoridad con quien hablar, en primer lugar mis padres si soy menor de edad; un experto en psicología o un médico si noto más fuertes las cadenas de la adicción;
  • fomentar amistades nobles –compartir aficiones, interesarme por los demás, quererles– llena las necesidades del alma, da impulso para emprender de nuevo el vuelo.

Comprender

  • el sentido de mi vida en su globalidad, qué me hace sufrir y qué me produce frustración;
  • por qué he llegado a esta situación, quizá sin culpa y contra mi voluntad;
  • soy responsable, es decir puedo y debo dar respuesta a las personas que quiero y a la sociedad, aunque ahora esa capacidad esté dañada;
  • hay algo o alguien por lo que vale la pena vivir, crecer en el amor, sacrificarse, darse y esperar;
  • soy importante y los demás esperan algo de mí;
  • la luz en la inteligencia es capaz de iluminar el corazón para encontrar motivos y remedios; el corazón enamorado y con un proyecto da a su vez luz a la inteligencia y fuerza a la voluntad; con luz es más fácil volar.

Dinamizar

  • y activar las fuerzas de mi espíritu, capaz de retomar el control y mantenerme en vuelo, contemplando lo verdadero, lo bello y lo bueno, en el arte en la naturaleza, en el ser humano…;
  • activar, fortalecer y agilizar medidas de precaución, con alguien que nos guíe en una navegación segura, para no volver a los “paraísos artificiales” que presenta la pornografía;
  • salir de mi mismo hacia Dios y los demás me dará la felicidad; servir a personas enfermas, solas, que pasan necesidad agranda el horizonte; si cambio yo, puedo mejorar el mundo;
  • la esperanza es el motor esencial del cambio;
  • descubrir que Dios me ama más que nadie y recurrir a su gracia en los sacramentos, como la confesión y la Eucaristía, y en el conocimiento y trato con Jesucristo, asegura el combustible para seguir volando.
Ver también 12 pasos de Alcohólicos anónimos y pornografía

Wenceslao Vial, Madurezpsicológica y espiritual, Palabra, 2019 (4ª)

                          El sacerdote, psicología de una vocación, Palabra 2020.        

        (ed.), Ser quien eres. Cómo construir una personalidad feliz, Rialp, 2017 (4ª)



www.lapurezaesposible.com
www.fightthenewdrug.com

English version                                                                                                              Wenceslao Vial      



Comentarios

Entradas populares de este blog

Coronavirus, consejos para la salud mental y espiritual

Coronavirus: cuidado de la salud mental y espiritual
         “Sal por favor de casa y yo pago la multa”. Después de días o semanas de encierro, quizá algunos hemos pensado o dicho algo similar… “Ha salido del grupo”, se lee de vez en cuando en los mensajes de WhatsApp. El contacto prolongado con las mismas personas, el miedo, la inseguridad, el aburrimiento... nos hacen más irritables. Quizá cuesta dormir y todo se ve nublado.

         Se calcula que millones de personas necesitarán ayuda psicológica especializada después de estos meses. En este sentido, hay más riesgo para las personas mayores solas, quienes tienen antecedentes de enfermedad mental, los operadores sanitarios en primera línea, las personas con dificultades de aprendizaje, los más pobres por la inseguridad acerca del trabajo y las dificultades económicas, los presos, los sin techo y los refugiados que tienden a ser marginados socialmente…

        Se verán afectados con altos y bajos anímicos especialmente los que ven…

Coronavirus y buenas personas para cambiar el mundo

Coronavirus y el mundo después de la pandemia      Después de haber visto el impacto del coronavirus en la salud mental, nos adentramos ahora en un esperanzador futuro.

     "Regresan a una tierra muy diferente". Así titulaban los periódicos la llegada de tres astronautas desde la estación espacial, el viernes 17 de abril de 2020. Llevaban más de 200 días en el espacio. De modo análogo, para nosotros las "novedades" también son inciertas: ¿Cuándo desaparecerá este nuevo virus? ¿Volveremos a la “normalidad”? ¿Habrá mejorado el mundo después de esta singular tormenta?

       A partir de mayo es probable que se pueda salir a la calle con menos restricciones. No está claro cuáles serán las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud ni de los gobiernos. En algunos lugares se ha impuesto el uso de mascarillas en los medios de transporte, aeropuertos, reuniones de más de 10 personas, ascensores, etc.

       Por ejemplo, cuando se reanuden los viajes en avión,

Prevención del coronavirus en la fase dos

Medidas de prevención para Covid-19 después del confinamiento Se sugieren algunas medidas de prevención del coronavirus para lo que se ha llamado “fase 2”, es decir, cuando se pueda salir de casa con más facilidad. Al preparar este documento, que comparto por si pude ser de utilidad, he tenido en cuenta las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud, artículos médicos recientes, la opinión de algunos especialistas en infecciones, de sacerdotes y encargados de residencias. Son importantes, pues, aunque esté bajando el número de contagios, si no se tienen en cuenta, puede haber una segunda ola de infecciones.

Como la información científica mejora día a día, caben revisiones y modificaciones. Recuerdo, además, el artículo sobre el impacto del coronavirus en la salud mental que es un factor a tener en cuenta; y otro acerca de cómo cambiará el mundo después de la pandemia, si intentamos ser mejores personas.

Esquema

       Introducción
Medidas de prevención personalesCuidado hab…